martes, 22 de enero de 2013

ORIENTACIÓN-BACHILLERATO


Os dejo información sobre los grados universitarios a nivel de Andalucía. Tenéis las presentaciones del curso pasado ¡OJO! han cambiado las ponderaciones sólo en el Grado de Psicología, biología y química han pasado de 0,20 a 0,10, el resto sigue igual.
  • También os dejo una estupenda presentación del Orientador Juan Carrasco Moriano.


Artes y humanidades from hurtadolopez






No hay nada tan común como el deseo de ser elogiado. William Shakespeare


El País semanal publica una noticia sobre la ausencia de halagos . Es habitual que seamos implacables a la hora de criticar y sin embargo nos cueste reconocer lo que hacemos bien y por tanto elogiarlo o halabarlo. Según el artículo ,recibimos propor­­cionalmente muchos menos halagos que críticas, a pesar de que, como ha demostrado la investigación científica, necesitaríamos para un correcto equilibrio emocional al menos cinco halagos por cada crítica, ya que para la mente humana lo malo es más fuerte que lo bueno. 
Nadie es inmune a la sobrecarga de juicios negativos. Al mismo tiempo, todos necesitamos una dosis razonable de reconocimiento. La ausencia de halagos deja huella en nuestro estado emocional: la persona que solo recibe crítica en lo que hace acaba creyendo que hace las cosas mal, y que no es bueno en su trabajo. Acaba perdiendo la autoestima.
La falta de reconocimiento mina la autoestima. No a todos por igual y de la misma manera, pero lo hace. Y si se combina con una sobredosis de crítica, el efecto se multiplica.

Sería bueno revisar nuestro comportamiento comunicativo con los demás: ¿cuándo fue la última vez que le reconocí a determinada persona algo bueno?, ¿me cuesta decirle lo que me gusta de él?, ¿me ahorro sistemáticamente los halagos? Y corregir el balance entre críticas y halagos.

Es bueno halagar generosamente a los demás cuando lo merecen, como es bueno saber recibir y disfrutar de un halago merecido. Ambos comportamientos son signo de seguridad interna. Lo que no es bueno en absoluto es llegar a depender de los halagos de los demás, ya que ello nos hace terriblemente vulnerables. Cuando dependemos del reconocimiento ajeno para sentirnos bien, acabamos haciendo lo que sea necesario para obtenerlo, prescindiendo, en el límite, de nuestros propios valores.

Rechazar una alabanza es desearla doble” (François de La Rochefoucauld)
Contaba el desaparecido maestro Oriol Pujol Borotau que nuestra autoestima es como un gran saco que llenamos cada día con todo lo bueno que nos ocurre. Pero este saco tiene un agujero, de manera que por la noche va perdiendo su contenido, y cada mañana necesitamos llenarlo de nuevo. Podemos llenarlo desde fuera –con el reconocimiento y la estima de los demás– o podemos llenarlo desde dentro –con nuestra propia estima y reconocimiento–. Si lo hacemos desde fuera, cada mañana viviremos la angustia de tener que lograr el reconocimiento de los otros, de tener que hacer cosas para que estén contentos y nos lo den. De tener que ganarnos su estima. Y si el reconocimiento no llega, el saco no se llena y nos sentiremos mal. Si, en cambio, nos acostumbramos a llenarlo desde dentro, desde nuestra propia estima, seremos seres independientes y podremos vivir el reconocimiento de los otros –si llega– como un gran regalo, pero no como una necesidad para nuestra subsistencia.

Actividades relaciondas

jueves, 17 de enero de 2013

TE REGALO UN iPhone5


Una curiosa noticia aparece en estas fechas en algunos blog(el orientablog), época en la que los adolescentes han tenido los  regalos de Reyes. 

Nos puede servir a  los padres para  establecer los límites en el uso de las tecnologías y a los adolescentes para que entiendan responsabilidad que conlleva su uso.


“Una madre estadounidense ha accedido a regalarle a su hijo el novedoso iPhone 5 a cambio de que firmase un contrato con normas de uso del dispositivo y de comportamiento. Janelle Hoffman, conocida periodista y bloguera,  ha conseguido que su hijo Greg, de 13 años, firme un acuerdo de 18 puntos con normas de comportamiento y de estudio, así como horas de uso y de apagado nocturno.

La primera norma establece que el dispositivo es propiedad de la madre y debe conocer su clave de acceso en todo momento. Greg tiene prohibido enviar imágenes de partes del cuerpo con el iPhone y tiene que ser simpático y correcto cuando hable por teléfono. Janelle cree que el contrato enseñará a su hijo a ser más responsable con la tecnología y a evitar problemas derivados como la adicción o el acoso. "Quiero enseñar a mi hijo a que utilice la tecnología de forma responsable sin abusar y sin convertirse en un adicto".

 El joven Greg tuvo que firmar el documento, elaborado por su madre, periodista colaboradora del prestigioso diario Huffington Post, en cuyo blog publicó las condiciones de uso, reglas y regulaciones,  que tienen como propósito que "librar" a su hijo de ciberdelincuentes y malas conductas. La madre es clara al advertirle que si no cumple con lo pactado tendrá que devolver su móvil.


 Puedes leerlo en castellano

viernes, 11 de enero de 2013

UN RECUERDO...




Hoy es un día triste para toda la comunidad que formamos el IES. Su recuerdo estará siempre  entre nosotros....

Día Internacional de las Personas con Discapacidad, 3 de diciembre

"La celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el 3 de diciembre de cada año tiene por objeto ayudar a ente...